zona arqueológica de xochicalco

Sitio arqueológico de gran importancia, ya que fue el centro económico, político, ceremonial y religioso más importante después del abandono del centro urbano de Teotihuacán.

Declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO a partir de 1999.

Al sudoeste de la ciudad de Cuernavaca, en los municipios de Temixco y Miacatlán encontarmos esta zona arqueológica, que además es la cuarta Zona Arquelógica más visitada en la República Mexicana.

Aqui podrás visitar primero el museo, que es el Primer Museo Ecológico del Mundo, totalmente auto-sustentable, el museo está asentado en un terreno de 12,676 m², que no cuenta con servicios urbanos de agua potable, drenaje, ni electricidad. por ello, debió ser concebido como un edificio autosuficiente en sus servicios y climatización.

Los dispositivos ecológicos con que cuenta el museo son: •Captación del agua de lluvia que cae en los techos y su conducción hasta los aljibes, cuya capacidad es de 556 metros cúbicos. •Iluminación 100 % natural, por medio de domos cenitales, cuyas ductos están formados por espejos. Cuando la luz solar disminuye, la iluminación es complementada por electricidad generada por celdas fotovoltaicas. •La temperatura interior es controlada mediante dobles muros con un espacio intermedio, que están perforados en su parte inferior para permitir el ingreso de aire fresco, el cual -al calentarse- asciende y pasa por un doble techo, para salir al exterior en la cúspide de las torres, mediante el efecto de tiro de chimenea. •En el exterio del vestíbulor, hay una trabe de concreto que impide el paso del sol poniente hacia el ventanal, el cual tiene un vidrio gris-filtro al exterior; un espacio intermedio para permitir la elevación del aire que penetra por las separaciones del manguete de alumino que sostiene al vidrio claro que da al vestíbulo. •La conformación y su apariencia tienden a mimetizar el museo con los montes que lo rodean y minimiza su presencia para que el museo no compita visualmente con la zona arqueológica.

En el vestíbulo hay un  gran ventanal que  permite admirar la ciudad indígena como si fuese parte del museo, conoceremos en las seis salas de exhibición la historia y desarrollo de la cultura que aquí se asentó, centro ceremonial y comercial que tuvo su auge y apogeo después del abandono del centro urbano de Teotihuacán, para ocupar el vacío del poder económico y político. 

Después de la visita del museo deberás ir a la Pirámide de Quetzalcóatl, edifico de extraordinaria belleza y enorme significado que esta  adornada con ocho serpientes emplumadas en cuyas ondulaciones se alternan un personaje maya y una flecha. Son de especial interés los relieves esculpidos en los lados de algunos edificios. El templo de la Serpiente Emplumada tiene finas y estilizadas representaciones de la deidad, en un estilo que incluye una aparente influencia teotihuacana y maya.

la Acrópolis, que es el punto más elevado del sitio arqueológico donde se asentaron los que ostentaban el poder político y religioso,

el Juego de Pelota donde es notable su hermoso aro decorado con un murciélago y dos guacamayas y así como veinte altares redondos y uno cuadrado que tal vez se utilizaban para el cálculo del calendario ritual de 260 días, y un conjunto habitacional conocido como El Palacio, que quizá era ocupado por un grupo de nobles.

el Observatorio lugar utilizado para la exploración astronómica y también usado para ceremonias religiosas, este es lugar en donde se estudiaba el movimiento del sol. Presenta en su interior un pasillo y una gran cámara con una chimenea que mide de la base a la superficie 8.7 metros, cuya boca del tiro es hexagonal; dicho tiro tiene una ligera inclinación para que los rayos penetren y se vea el hexágono proyectado en el piso de la cueva, además se encontraba recubierta con estuco y pintado de colores negro, amarillo y rojo.

Todo el museo, desde los estacionamientos hasta la salida hacia la zona arqueológica, está acondicionado para las personas minusválidas